Tiempos de metamorfosis

Todo está cambiando por muchas causas: cambios climáticos, epidemias, cambios económicos y muchas otras cosas; pero todos estos cambios no solo están escritos en la Biblia, sino que son la sombra y el inicio de la gran transformación que Dios advirtió que sucedería; donde todas las cosas serán restauradas al diseño original: tal como Dios las pensó. 

Entonces, de la presencia del Señor vendrán tiempos de refrigerio y él les enviará nuevamente a Jesús, el Mesías designado para ustedes. Pues él debe permanecer en el cielo hasta el tiempo de la restauración final de todas las cosas, así como Dios lo prometió desde hace mucho mediante sus santos profetas. (Hechos 3:20-21).

Nuestros cuerpos

Serán transformados tal como el de Cristo, que no muere, no se enferma y no tiene miedo a la muerte.

Photo by Brett Jordan on Pexels.com

Sucederá en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, cuando se toque la trompeta final. Pues, cuando suene la trompeta, los que hayan muerto resucitarán para vivir por siempre. Y nosotros, los que estemos vivos, también seremos transformados. Pues nuestros cuerpos mortales tienen que ser transformados en cuerpos que nunca morirán; nuestros cuerpos mortales deben ser transformados en cuerpos inmortales. (1 Corintios 15:52-55 (RVC)) 

El mundo

El mundo ya nunca será el mismo: los cambios climáticos, pandemias, muerte y dolor también serán un día cosa de un pasado muy lejano. 

Photo by cosmindoro on Pexels.com

Vi entonces un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, y el mar tampoco existía ya. Apocalipsis 21: 1 (RVC) 

¿Cómo podemos enfrentar los cambios? 

Sabiendo que todos estos cambios estaban considerados en el corazón de Dios y fueron descritos en gran parte en Mateo 24 y 2 Timoteo 3: 2, la pregunta correcta no sería ¿por qué?, o ¿para qué? Tampoco será muy efectivo orar a Dios para que frene todo lo que está ocurriendo, cuando Él mismo nos advirtió que eso pasaría. ¿Qué podemos hacer los creyentes? La Biblia nos da algunas pistas. 

¿Qué podemos hacer los creyentes?

Oración es la clave

Parece obvio hasta que vemos la historia de Daniel que, en medio de uno de los peores momentos en la historia del pueblo de Israel, fortaleció su disciplina de oración y de intercesión por su nación a tal punto que estuvo dispuesto a morir por esta causa. 

Photo by Ric Rodrigues on Pexels.com

Sin embargo, cuando Daniel oyó que se había firmado la ley, fue a su casa y se arrodilló como de costumbre en la habitación de la planta alta, con las ventanas abiertas que se orientaban hacia Jerusalén. Oraba tres veces al día, tal como siempre lo había hecho, dando gracias a su Dios. (Daniel 6: 10 (NTV)) 

Esta instrucción no es condenación para personas con muchas responsabilidades que no pueden permitirse largos tiempos de oración; por el contrario, es un ánimo a hacer de su vida y sus actividades tiempos de oración activa en los que Dios pueda revelarse, fortalecerlos y llenarlos con su Espíritu Santo, para seguir adelante con esperanza en lugar de abrumarse por las circunstancias adversas.

Ahora, si en tu fuero interno sabes que los tiempos que pasas en redes sociales, juegos de video y conversaciones banales podrían traducirse a oraciones e intercesión, este es un mensaje directo para ti, literalmente ¡No hay más tiempo que perder! 

En el dolor busca a Cristo

La mariposa es el animal de la naturaleza que mejor podría representar los tiempos de transformación que muchos están viviendo ahora: cuando han enfrentado muerte, pérdida, enfermedad o tristeza. 

Photo by sagar sintan on Pexels.com

Al principio no se ve hermoso, de hecho una oruga podría decirse que es un bicho feo que se arrastra por ahí devorando hojas. Luego, cuando se envuelve en su crisálida, si no se supiera todo lo que ocurre dentro, bien podríamos asegurar que ha muerto, en ese estrecho, oscuro y húmedo lugar.

¿Te has sentido como en una crisálida?, si es así este es el reto: en lugar de tomar una actitud de pasividad o de víctima frente al dolor, incluso cuando tengas los mejores argumentos para ello, usa el dolor para unirte a Cristo y conocerlo más: no existe un ser humano sobre la tierra que haya pasado por tanto dolor como Jesús, fue llamado varón de dolores, puede entenderte; pero además, así como Él fue transformado por medio del dolor, puede usar tu situación difícil para transformarte y que seas más como Él, lo cual al final es la meta de todo creyente. (...) el hombre más sufrido, el más experimentado en el sufrimiento. (Isaías 53:3 (RCV))

Jesús, fue llamado varón de dolores, puede entenderte

Aunque era Hijo de Dios, Jesús aprendió obediencia por las cosas que sufrió. De ese modo, Dios lo hizo apto para ser el Sumo Sacerdote perfecto, y Jesús llegó a ser la fuente de salvación eterna para todos los que le obedecen. (Hebreos 5:8-9 (NTV)) 

Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. (Hebreos 12: 2 (NTV)) 

Así que, todos nosotros, a quienes nos ha sido quitado el velo, podemos ver y reflejar la gloria del Señor. El Señor, quien es el Espíritu, nos hace más y más parecidos a él a medida que somos transformados a su gloriosa imagen. (2 Corintios 3: 18) 

¡Despierta!, y ponte de pie

¿Eres de los que en las mañanas colocan múltiples alarmas antes de levantarte de la cama? Esta es una buena analogía respecto a la actitud que podríamos tener frente a los cambios que están ocurriendo en tu entorno: la guerra de Ucrania, La guerra en Israel, la pandemia Covid-19, son alarmas que muestran que este tiempo no se parece a los anteriores, ¿vas a seguir posponiendo la alarma?, o vas a despertarte y conversar con Dios al respecto de lo que está ocurriendo cerca de ti y preguntarte cómo puedes orar y qué debes modificar.

Photo by Acharaporn Kamornboonyarush on Pexels.com

 Sean sobrios y velen. Su adversario, el diablo, como león rugiente anda alrededor buscando a quién devorar. Resistan al tal estando firmes en la fe, sabiendo que los mismos sufrimientos se van cumpliendo entre sus hermanos en todo el mundo. Y cuando hayan padecido por un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, quien los ha llamado a su eterna gloria en Cristo Jesús, él mismo los restaurará, los afirmará, los fortalecerá y los establecerá. (1 Pedro 5: 8-10 (RVR)) 

Prepárate para el futuro

¿Qué harías si supieras lo que va a ocurrir décadas adelante? De seguro te prepararías de alguna manera para poder enfrentar de mejor el futuro, ¿verdad? En la Biblia están escritos muchos de los acontecimientos por venir, varios ya están ocurriendo y además explica la manera en la que puedes enfrentarlos por medio de ejemplos de vida de otros creyentes como tú y de cartas con instrucciones claras sobre lo que se debe hacer para estar listos siempre ante situaciones inesperadas como la pérdida o el dolor, tal como Jesús mismo narró a sus discípulos: cuando todas estas cosas comiencen a suceder, pónganse de pie y levanten la mirada, ¡porque la salvación está cerca! (Lucas 21: 28 (NTV)) 

Photo by Tomas Ryant on Pexels.com

Solo estudiar la Biblia te ayudará a ser transformado desde el interior de tu mente, no solamente para superar tantos cambios, sufrimiento e incoherencias; sino para fluir conforme a los tiempos de Dios para que sepas que tienes que hacer para estar preparado: No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta. (Romanos 12: 2 (NTV)) 

Dios no quiere cambiarte, porque muchos cambiaron y después de un tiempo volvieron a ser los mismos, Él quiere que sufras una metamorfosis sin retorno para que puedas volar sobre las dificultades.