PIENSA EN LO QUE PIENSAS

I  Por: @jhonalnet  I

Toda acción, con sus consecuencias positivas o negativas, fue primero gestada en la mente de la persona que la lleva a cabo. Proverbios 23: 7 (RVR) dice: «Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él».  De ahí la importancia de ocuparnos cuidadosamente de los pensamientos que están alimentando nuestra mente, porque la manera en la que pensamos determina cómo vivimos y quiénes somos. 

Una de las inquietudes de las personas, a lo largo de su vida, es saber si están viviendo de acuerdo con lo que Dios quiere para ellas. Por ello, es importante entender el principio de cultivar buenos pensamientos; si aprendemos a llevarlos de acuerdo a como la palabra de Dios nos guía a hacerlo, tendremos una vida plena, como aquella por la que Jesús murió para darnos.

Entender el principio de cultivar buenos pensamientos

A continuación abordaremos algunas sugerencias para tomar control de nuestros pensamientos. Una mente alimentada esmeradamente con pensamientos íntegros, positivos y llenos de toda confianza en nuestro creador, redundará en una vida de paz con Dios, paz con nosotros mismos, buenas relaciones con nuestros cercanos y la capacidad de llegar a ser todo para lo que Dios nos ha creado.

Photo by SHVETS production on Pexels.com

Su Palabra ¿Por qué es importante lo que Dios dice? 

Un fundamento es algo que sostiene una estructura. El fundamento de un cristiano debe ser la palabra de Dios. Lo que dice Dios a través de la biblia se convierte en la base que sostiene nuestra vida como cristianos. 

Sin lugar a dudas, llenar nuestras mentes del conocimiento de su Palabra nos da un poder extraordinario. Jesús nos enseña a través de la parábola de los dos cimientos (Mateo 7:24-27), que una vida soportada en lo que Dios nos dice nos ayudará no solo alcanzar nuestro máximo potencial, sino a hacerle frente a cualquier adversidad, prueba o calamidad que se nos presente.

El fundamento de un cristiano debe ser la palabra de Dios 

Solo si ponemos en práctica y vivimos la voz de Dios, avanzaremos en el camino hacía encontrar la estatura de Cristo, tendremos protección y podremos disfrutar de nuestra salvación segura.

La Mente ¿De qué la alimentamos? 

Si deseamos vivir muchos años y tener buena salud, debemos cuidar nuestra alimentación, hacer ejercicio y mantener buenos hábitos. Así mismo, para tener una mente sana lo primero es tener una “dieta saludable” de buenos pensamientos y filtro de lo que ingresa a nuestra mente.

Photo by Luis Quintero on Pexels.com

Como lo mencionamos en los anteriores párrafos, nuestra mente debe alimentarse principalmente de la Palabra de Dios, sin embargo, son diversas las fuentes que alimentan nuestra mente en un mundo de mucho caos y en donde la información abunda: medios de información, redes sociales e Internet; entre otras.

La palabra de Dios dice acerca de lo que debe ocuparse nuestra mente lo siguiente: Filipenses 4:8 (PDT) «En fin, hermanos, piensen en todo lo que es verdadero, noble, correcto, puro, hermoso y admirable. También piensen en lo que tiene alguna virtud, en lo que es digno de reconocimiento. Mantengan su mente ocupada en eso».  

Ejemplos ¿Quién nos inspira? 

El conocido refrán «dime con quién andas y te diré quién eres» puede aplicarse de igual forma como «dime lo que piensas y te diré en quién te has convertido», también «dime en quién te inspiras y te diré cuál es tu destino».

¿En quién ponemos nuestra mirada para tomar ejemplo de pensar bien? 1 Corintios 2:16 - b (NVI) dice: «Nosotros, por nuestra parte, tenemos la mente de Cristo» Jesucristo no solo debe ser nuestro modelo en la forma de pensar, la biblia dice que nosotros tenemos la mente de Cristo. Tener la mente de Cristo significa que nos identificamos con su propósito, somos guiados por Dios y permitimos que el Espíritu Santo transforme y renueve nuestra mente (Romanos 12:1-2). 

«Dime lo que piensas y te diré en quién te has convertido»

Así mismo, existen buenos modelos a imitar, personajes en las artes o en los deportes. Personas que alcanzaron grandes objetivos y que tienen como base una mentalidad fuerte.

El tenista Rafael Nadal, quien se convirtió este año 2022 en el jugador con más títulos de Grand Slam de la historia, es mundialmente conocido por tener una mentalidad tenaz y resiliente. Sus oponentes lo describen por esa fortaleza inquebrantable y él mismo dice que sin su mentalidad férrea no habría ganado ni la mitad de lo que ha ganado.

Photo by Oliver Sju00f6stru00f6m on Pexels.com

Ejemplos abundan y son inspiradores. Los necesitamos para poder seguir un camino a la hora de tener una mente fuerte y así lograr tener una vida significativa.

«No te amoldes al mundo actual» ¿Qué significa?

La voluntad de Dios para nosotros es buena, agradable y perfecta (Romanos 12:2), pero debemos renovar por completo nuestras mentes antes de experimentar lo bueno que Dios ha planeado para nosotros.

Este mundo quiere imponernos una forma de pensar llamando a lo bueno malo y a lo malo bueno. Luchar en contra de ello es no amoldarnos al mundo actual, debemos aprender a pensar como Dios piensa. ¿Y cómo Dios piensa? La mejor manera de descubrir la mente y los pensamientos de Dios es profundizando en las escrituras. 

Photo by Eduardo Braga on Pexels.com

Vivir por encima del descenso moral de la sociedad, involucra cuidar el nivel de integridad con el que vivimos nuestras vidas personales. Asimismo, cuidar nuestra mente y filtrar nuestros pensamientos a través de los que Dios dice.

Tips finales

  1. Nuestra mente se asemeja a un aeropuerto en el que intentan aterrizar innumerables pensamientos. Nosotros somos esa ‘torre de control’ y decidimos que llega y que permanece.  
  2. Necesitamos detectar el origen de nuestros pensamientos. Identificar la fuente que alimenta nuestra mente y así tomar decisiones a favor de lo que pueda estar llevándonos a pensar mal.
  3. Muchos desean cambiar su forma de vida, pero pocos lo logran. Con certeza una premisa es que para vivir bien tengo que pensar bien. Una mente entusiasta produce una vida positiva. Una mente fatalista y negativa produce resultados negativos.