Cómo ser una novia fiel (Y prepararte para el matrimonio)

Hechos 2 muestra una de las escenas más emocionantes del Nuevo Testamento, cuando el Espíritu Santo llena a los seguidores de Jesús que habían sido fieles en esperar orando juntos, como Él se los pidió. Pedro predica y ese día 3 mil personas creen y son bautizadas, justo allí nació la iglesia primitiva que básicamente se veía así: 

Perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en las oraciones. Hechos 2: 42 (RVA-2015)

Ellos no tenían un templo, ni conexión a internet y tuvieron que enfrentar una fuerte persecución política y religiosa, pero perseveraron en lo importante y así llevaron las Buenas Noticias de salvación más allá de sus fronteras, tal como Jesús les pidió antes de irse ¿Qué podemos aprender los cristianos de hoy, de los primeros creyentes para enfrentar los tiempos que vienen y mantenernos fieles hasta que Cristo regrese? 

Perseverancia en la Palabra

La doctrina de los apóstoles a la cual se refiere Hechos 2: 42 , son las enseñanzas de los discípulos de Jesús, los que lo vieron, escucharon y caminaron cerca de Él.
Hoy como iglesia debemos fundamentar nuestra fe en la Biblia, en la que están consignados los Evangelios y las cartas de los apóstoles.

Con el paso del tiempo aumentarán las doctrinas engañosas, Muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos. Mateo 24:11 (RVC) porque la naturaleza humana siempre querrá construir su cómoda verdad personal, pero solo la Palabra puede preparar a la iglesia para hacer la voluntad de Dios. 

...Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla. Él la purificó en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo como una iglesia gloriosa, santa e intachable, sin mancha ni arruga ni nada semejante. Efesios 5:25-27 (RVC).

Perseverancia en la comunión

La comunión empieza cuando somos conscientes de que la gracia de Cristo se manifiesta en medio de nosotros. Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo, en medio de ellos. Mateo 18:20 (RVC) y va más allá de las circunstancias, las formas y las diferencias. Comunión es una decisión que se debe tomar intencionalmente en cada oportunidad de compartir con otros creyentes.

Comunión= Unión en común

La unidad de la iglesia no se logra solamente al pasar tiempo juntos, ser iguales o pensar lo mismo, se logra al concentrarnos en lo que creemos y amamos: Cristo. Entre más crece nuestro amor por Él, más entendemos su amor por la iglesia y podremos unirnos para perseguir el Reino de Dios en la tierra.

Jesús logró reunir en la mesa de la comunión a personas de pensamientos totalmente opuestos, como Mateo el publicano y Simón el Zelote, quienes en un ambiente diferente literalmente lo hubieran matado.

La comunión implica aceptación y vulnerabilidad, es un lugar que se alcanza al poner la gracia que Dios te dio al servicio de los demás creyentes y permitir que ellos también te sirvan con su gracia particular. Ponga cada uno al servicio de los demás el don que haya recibido, y sea un buen administrador de la gracia de Dios en sus diferentes manifestaciones. 1 Pedro 4: 10 (RVC)

Lograr la comunión implica desarrollar vínculos afectivos con un nivel de fortaleza que prevalezcan incluso cuando lo conocido cambie por completo. Yo, que estoy preso por causa del Señor, les ruego que vivan como es digno del llamamiento que han recibido, y que sean humildes y mansos, y tolerantes y pacientes unos con otros, en amor. Procuren mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz. Así como ustedes fueron llamados a una sola esperanza, hay también un cuerpo y un Espíritu, un Señor, una fe, un bautismo, y un Dios y Padre de todos, el cual está por encima de todos, actúa por medio de todos, y está en todos. Pero a cada uno de nosotros se nos ha dado la gracia conforme a la medida del don de Cristo. Efesios 4: 1-7 (RVC).

¿Con qué actitud llegas a la mesa de la comunión? No esperes que este deseo de comunión salga de los demás, decide ser un precursor de esto y disponte a servir a la comunidad de creyentes en la que Dios te ha puesto.

Perseverancia en partir el pan

Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás. Juan 6: 35 (RVC) 

El partimiento del pan es compartir con otros lo que Cristo ha hecho en nuestras vidas y esto comienza cuando desde la familia ejercemos la Gran Comisión vayan y hagan discípulos en todas las naciones, y bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Enséñenles a cumplir todas las cosas que les he mandado. Y yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo. Mateo 28:19 (RVC) No quiere decir que tenemos que salir de nuestro país, significa que tenemos que salir de nosotros mismos para darnos a otros.

Este momento de la historia nos ha hecho entender que la iglesia no es una reunión semanal a la que te conectas para cumplir un requisito. Ser iglesia significa ser consciente de que eres hijo de Dios, parte del cuerpo de Cristo en la tierra y buscar la manera de servir y aportar junto con otros al cumplimiento de la voluntad de Dios en el mundo, mientras se completa el tiempo en el que Jesús regresa. 

Perseverancia en la oración

La oración es la energía que nos lleva a perseverar en lo que Dios nos ha pedido, es lo que nos mantiene conectados con Él y nos permite recibir la revelación de la agenda de Su Voluntad diaria. 

Cuando se trata de orar hay dos opciones: enfocarse en los afanes terrenales y problemas habituales, lo cual se podría traducir como las añadiduras, tu reino y tu justicia; o priorizar el Reino de Dios y Su Justicia en todo el mundo. Sin importar cuál elijas, el amor de Dios para ti no cambiará, pero si como creyente Él te ha convocado a hacer parte de su embajada del cielo en la tierra, ¿por qué orar solo por las añadiduras?, y si tu oración puede afectar las naciones, ¿por qué limitarte? 

Por lo tanto, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Mateo 6:33 (RVC)

La oración alimenta tu amor por Dios y tu amor por Dios alimenta la oración, esta sinergia constante es el antídoto de la indiferencia hacia la necesidad de los demás y la vida egocéntrica.

Jesús le respondió: «“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.” Éste es el primer y más importante mandamiento. Y el segundo es semejante al primero: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Mateo 22:37-39 (RVC).

Cuando comienzas a orar por los asuntos del Reino entras en los negocios del Padre, conoces lo que es crucial para Dios  y pides todo lo que es posible para Él. 

Cuando sus discípulos oyeron esto, se quedaron muy sorprendidos y dijeron: Entonces, ¿quién podrá salvarse? Jesús los miró y les dijo: Para los hombres, esto es imposible; pero para Dios todo es posible. Mateo 19: 25-26 (RVC).

Perseverar es obedecer  

Por cuanto has obedecido mi mandamiento de ser perseverante, yo también te protegeré a la hora de la prueba, la cual vendrá sobre el mundo entero para poner a prueba a cuantos habitan en la tierra. Ya pronto vengo. Lo que tienes, no lo sueltes, y nadie te quitará tu corona. Apocalipsis 6: 10- 11 (RVC).

En este pasaje Dios le habla a la iglesia de Filadelfia, cuyo nombre significa La ciudad del amor fraternal, y deja muy claro que perseverar no es una sugerencia para los que creen en Jesús, sino un mandamiento que protege la fe en contra de las diversas pruebas que debe enfrentar: ya sean espirituales, argumentativas o hasta económicas. La perseverancia en lo verdaderamente importante es la clave de la fidelidad  y lo que nos mantendrá firmes hasta que Cristo vuelva y podamos celebrar con Él.

¡Regocijémonos y alegrémonos y démosle gloria! ¡Ha llegado el momento de las bodas del Cordero! Ya su esposa se ha preparado, y se le ha concedido vestirse de lino fino, limpio y refulgente. Y es que el lino fino simboliza las acciones justas de los santos. Apocalipsis 19:7-8 (RVC) 

“Cuando yo oro estoy ejerciendo la autoridad que Dios me ha dado en el mundo” Ps. Andrés Corson - La oración es la clave del éxito