Tren de la sabana: un plan para toda la familia

Vive una experiencia de valor incalculable en este legendario medio de transporte.

Es inevitable aguantar la emoción al escuchar el sonido del tren acercándose a la estación, con un remodelado y pintoresco color y locomotoras a vapor o diésel construidas en la primera mitad del siglo XX. El tren de la Sabana fue adquirido y restaurado en 1992 por la compañía Turistren SAS con el objetivo de transportar pasajeros con un fin turístico los fines de semana desde y hacia Bogotá, Zipaquirá, Cajicá y Nemocón, convirtiéndolo en una experiencia única para el disfrute de toda la familia y turistas que llegan a Bogotá.

 

El Tren de la Sabana cuenta con dos estaciones en Bogotá, en las cuales los pasajeros abordan el tren. La Estación de la Sabana, ubicada en la calle 13 con carrera 18 en la localidad de los mártires, es la sede principal y está habilitado como taller de reparación y parqueadero. En este punto, también se fabrican los repuestos de las máquinas y se lleva a cabo el control para cumplir con las medidas de seguridad. https://colombia.travel/es/bogota/estacion-del-tren-de-la-sabana

Photo by Felix Mittermeier on Pexels.com

 

La otra estación está ubicada en el barrio Usaquén, en la calle 110 con carrera 9. La casa, ubicada en medio de la avenida, es una reliquia arquitectónica capitalina en la cual se respira un aire de historia, ya que hasta aquí llegó en 1926 el Ferrocarril del Nordeste (de la empresa Ferrocarriles Nacionales de Colombia) y que tenía como fin comunicar los departamentos de Cundinamarca y Boyacá. 

 

Con la liquidación de Ferrocarriles Nacionales de Colombia, los equipos de las locomotoras y coches de pasajeros fueron abandonados y vendidos como chatarra hasta que en 1992, cuatro amigos amantes de los trenes decidieron crear Turistren SAS, una empresa privada propietaria del Tren Turístico de la Sabana, cuyas oficinas se ubican justo en la Estación de Usaquén. 

https://www.civico.com/bogota/noticias/asi-es-la-estacion-de-tren-de-usaquen-por-dentro-y-su-historia#:~:text=La%20estaci%C3%B3n%20del%20tren%20de,departamentos%20de%20Cundinamarca%20y%20Boyac%C3%A1.



Actualmente, el Tren de la Sabana cuenta con otras estaciones en total funcionamiento, ubicadas en La Caro, Cajicá, y Zipaquirá. 

 

Un ambiente acogedor

 

Desde la llegada a la estación, las familias ya pueden vivir la experiencia del Tren de la Sabana. Aunque los tiquetes pueden ser adquiridos en cada estación, también pueden ser compradas en línea a través de la página de turistren.com.co, asegurando el tiquete con anticipación y facilitando el acceso. 

 

Al interior del tren, las sillas están numeradas, ayudando de esta manera a mantener el orden para la entrada y la salida de los pasajeros. Durante el viaje, la música en vivo con ritmos de papayeras, música andina, boleros o vallenato, aportan alegría a este legendario medio de transporte, permitiéndole a los usuarios disfrutar un trayecto de media hora en medio de lo urbano y lo rural, en medio de pueblos, carreteras, potreros y naturaleza. 

Photo by Pixabay on Pexels.com


Para los que desean comer algo durante el trayecto, el tren cuenta con una cafetería ubicada en uno de los vagones centrales. Como en las películas, los pasajeros pueden caminar entre los vagones para acceder a la cafetería, en donde pueden disfrutar de alimentos típicos como tamales, empanadas, merengones, arroz con leche y hasta chocolate caliente. 



Una experiencia incomparable

 

La cita es a las 8:20 am en la Estación de La Sabana, en donde abordan el tren los primeros pasajeros. A las 9:05 am, hace la siguiente parada en la estación de Usaquén, un lugar más central para quienes viven en esta zona de Bogotá. 

 

A las 10:45 de la mañana, el Tren de la Sabana llega a Zipaquirá en donde según la ocasión, los pasajeros serán bienvenidos con música y bailes folclóricos, invitando a celebrar e incluso, por qué no, a bailar un poco con ellos.

Photo by veerasak Piyawatanakul on Pexels.com


Como parte de la experiencia, los usuarios podrán visitar la Catedral de Sal de Zipaquirá, un recinto tallado completamente en Sal* y ubicada a 180 metros bajo tierra. De igual manera, otra alternativa es conocer la Mina de Sal de Nemocón, una maravilloso testimonio de la tradicional minería subterránea con más de 500 años.* Estas experiencias tienen un valor adicional y podrán ser canceladas al encargado mientras están a bordo del tren, antes de llegar a Zipaquirá.

https://www.catedraldesal.gov.co/

http://www.colparques.net/SAL1#aceptar

 

Otra opción para quienes prefieren un plan más tradicional, es disfrutar de la oferta turística y gastronómica que ofrece la ciudad. Caracterizada por su centro histórico rodeado de arquitectura colonial, Zipaquirá cuenta con escenarios dispuestos para el turismo como la Plaza de los comuneros, que fue testigo de una parte importante de la historia de Colombia, en donde también se encuentra la Catedral Diocesana y el Palacio Municipal. 

Photo by Mike B on Pexels.com


El Parque de la Independencia, es otro atractivo para los visitantes, en el que hoy en día se encuentran establecimientos comerciales. La Casa Museo Guillermo Sornoza, que conserva recuerdos de la familia Quevedo, como también de héroes de la independencia como Bolívar, Santander y Nariño, el Centro cultural “ Casa del Nobel Gabriel Garcìa Marquez”, en donde se relata parte de la vida de nobel de la literatura Gabriel García Marquez y sede de la escuela de formación cultural de la ciudad y el Museo Arqueológico, también hacen parte de los atractivos culturales por conocer en Zipaquirá*.

https://zipaquiraturistica.com/blog/

 

En cuanto a la gastronomía, los visitantes de la ciudad salinera de Colombia, pueden encontrar una gran variedad de platos, desde el tradicional ajiaco, el sancocho de gallina y la famosa picada del minero, que contiene longaniza. costilla de cerdo, morcilla, pollo, aguacate y papa en salmuera. El plato insignia por tradición es la sobrebarriga al horno o cocida sobre leña. Por último, quienes visitan Zipaquirá, no se pueden ir sin probar el caramelito o turrón rosado, a base de azúcar, agua y limón.* 

https://zipaquiraturistica.com/blog/post/plato-tipico-de-zipaquiras-la-delicia-del-dulce-y-la-sal

 

A las 3:15 pm las personas se dan cita nuevamente en los vagones del tren rumbo a Bogotá, luego de una aventura llena de tradición. De regreso, el tren pasa nuevamente por las estaciones de Usaquén y posteriormente de la Sabana, dejando allí a los pasajeros quienes también aprovechan el recorrido para descansar antes de llegar a sus casas.

 

Definitivamente el plan del Tren de la Sabana tiene un valor incalculable. Tener la oportunidad en la actualidad de usar este medio de transporte, hace que esta increíble experiencia esté en la lista de las cosas por hacer en Bogotá.