Christine D´Clario responde

I Por: @XNKOX I

La intérprete de Él nos ama, Como dijiste, Rey, Gloria en lo alto y Magnífico fue el 'patito feo' en el colegio: “Tenía deformidad en mis dientes, me tuvieron que hacer operaciones, ponerme frenos. Mi cabello era muy tropical, crespo”, recuerda Christine D´Clario. 

Foto: Facebook

La muerte de su padre, el segundo matrimonio de su madre, el cambio cultural que enfrentó al salir de su natal Nueva York para vivir en Puerto Rico, un abuso sexual, los conflictos en su hogar y en la escuela, y el fin de una relación de noviazgo a la que le había apostado todo, mientras estudiaba música en la universidad, le quitaron la esperanza de convertirse en 'cisne'


Lo único que la hacía sentir admirada era su voz, así que, buscando a toda costa amor y éxito, comenzó a tener dos versiones de su vida: una, la de líder principal de alabanza de su iglesia, y otra, la de una mujer 'sin Dios ni ley', dispuesta a entregar hasta su cuerpo con tal de ser famosa. “Mi orgullo era tanto que no me importaba servir a Dios o al diablo, con tal de que me aplaudieran”. 

Foto: Facebook.

Pero nada la satisfacía, comenzó a depender del alcohol e intentó quitarse la vida en tres ocasiones. “Realmente no tenía una relación con el Señor. Me había acostumbrado a que mi vida girara en torno a la iglesia pero no necesariamente en torno a Él. No lo conocía, no lo había invitado a ser mi Salvador, mi amigo”, narra la cantante de padre de origen italiano, alemán e irlandés, y madre de ascendencia italiana, dominicana y puertorriqueña. 


En medio de esa dualidad, fue invitada a cantar en un concierto. Cuando llegó al ensayo, por primera vez después de participar en muchos eventos religiosos, sintió a Dios: “Era un ambiente de adoración en espíritu y verdad, sin hipocresía. Todos adoraban genuinamente, excepto yo. Empecé a temblar de miedo, y la oscuridad que había en mí fue confrontada con la luz del Señor”. 

“Realmente no tenía una relación con el Señor. Me había acostumbrado a que mi vida girara en torno a la iglesia pero no necesariamente en torno a Él. No lo conocía, no lo había invitado a ser mi Salvador, mi amigo”

Se acercó al cantante principal y le dijo que no podía estar en el evento por un asunto de vida o muerte. Él le respondió que el Espíritu Santo le había revelado lo que estaba pasando, que se quedara y que al final oraría por el asunto. 


Ese día de agosto del 2003, cansada de su doble vida, decidió hacerle un ultimátum a Dios: “Si tú existes, si eres real, si es verdad que me amas, tienes hasta la medianoche para demostrarlo. Si no, voy a seguir viviendo como me da la gana”. 


Faltando unos minutos para que se acabara la noche, el hombre oró por Christine y una profeta le dijo en nombre del Señor: “Yo soy Jehová tu Dios, existo, soy real. Hoy pongo delante de ti dos caminos para que escojas: el primero es el que yo tracé. Si lo tomas, todo va a salir bien, te voy a sanar, no quedará rastro de tu pasado. Irás a las naciones, contarás lo que he hecho contigo y muchos vendrán a mí a través de tu historia. El otro camino es el de tu voluntad. Si lo tomas, alcanzarás tus metas: fama, fortuna, influencia. Te cuidaré porque se lo prometí a tu madre; pero mi presencia no irá contigo”. Christine escogió el camino de Dios. 


Como el Señor lo prometió, ella vive de avión en avión, de país en país, de tarima en tarima, hablando de la metamorfosis de su vida. Su testimonio ya no lo cuenta solo a través de canciones, está presentando su primer libro, Corazón pródigo, una obra autobiográfica en la que narra detalladamente lo aprendido en el camino de regreso al Padre. 

“Yo quería el aplauso de la gente, para mí representaba: por fin alguien me acepta”.

Tiene cinco producciones discográficas, la reciente es Eterno Live, grabada en Puerto Rico, junto a 10 mil personas y con invitados como Marcos Brunet y Lucía Parker. Aparte de cantar, disfruta coser mientras ora y sueña con tener hijos. Para cerrar su 'cuento' hay que decir que aunque algunos medios de comunicación la llaman “la mujer del momento”, Christine asegura que el único lugar en el que se siente así es en su casa, cuando le sirve la comida a su esposo Carlos. Viven en Dallas, Texas, y hacen parte de Gateway Church. 

Foto: Facebook.


Estas son las respuestas de una de las voces cristianas más reconocidas, no solo por su destreza para cantar, sino por su sensibilidad espiritual para conectar la tierra con el cielo mientras adora. 


¿Cuál milagro ha marcado tu vida?

Definitivamente, el milagro de la salvación. La condición de mi vida era muy mala cuando tuve mi encuentro con Dios. Le había fallado tanto que no pensé que volvería a estar cerca de Él. Pero en su amor, perdón y gracia me ha sanado y restaurado. El tener y sentir su presencia en mi vida después de todo lo que hice, de todas mis fallas, es el mayor milagro que he experimentado en mi vida.

“El arrepentimiento no es otra cosa que cambiar de parecer y rumbo. Y eso hago: busco qué he estado haciendo o pensando que me ha conducido a fallar y lo cambio. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero cuando amamos a Dios más que a nosotros mismos, eso nos mueve a ser mejores hijos”.

Lo que más te ha costado de seguir a Jesús.

En un principio fue tener que negarme a mí misma, soltarlo todo y seguir a Cristo más que a mis sueños. Sin embargo, mientras más pasaba tiempo con Dios, menos me hacía falta lo que dejé atrás. En la actualidad, uno de los mayores desafíos es vivir por fe, sin ver lo que hay delante. Una cosa que es cierta y segura es que, por más de que nuestra fe sea probada, Dios siempre cumplirá sus promesas.


¿Cómo has logrado mantener tu fe en los momentos más duros?

He aprendido a tener la fe de un niño. Es decir: “Si Papá lo dijo, yo sé que así será”. También he aprendido a identificar y erradicar la duda, teniendo paciencia porque Dios siempre cumplirá lo que prometió y lo hará en el momento justo y perfecto. Mantener la confianza en Dios es necesario para poder sobreponerse a los momentos difíciles de la vida.

Foto: Facebook.

Un sueño que te gustaría cumplir.

Ser mamá.


Una persona que admires.

Wow, hay muchas. Creo que a mi mamá y a mi abuela. Son mujeres fuertes y aman al Señor con todo su corazón. Han hecho que nuestra familia sirva a Dios. Algún día quiero ser como ellas y amar a mis hijos y nietos como ellas me han amado.


Un momento de frustración.

Cuando me piden que trabaje en uno de mis escasos días de descanso.


¿En qué inviertes el tiempo libre?

Recientemente, en escribir mi primer libro. Ahora retomaré mis pasatiempos favoritos como hacer manualidades, tejidos, costuras, en fin, todo lo que pueda crear con mis manos.

Foto: Facebook.

¿Cuál es el mejor regalo que has recibido?

Mi mejor regalo en la vida ha sido que Dios me haya dado una segunda oportunidad de servirle. Pero terrenalmente hablando, cuando mi esposo me llevó a lanzarme en paracaídas para mi cumpleaños. Lo había soñado toda mi vida y él me cumplió ese sueño. Realmente, ¡es el mejor!


¿Qué te hace llorar?

Distintas cosas. Ver alguna injusticia contra alguien indefenso, ver a alguien que amo sufriendo o una película triste. Soy bastante sentimental. También lloro cada vez que siento un toque especial de Dios en mi vida.


¿Cuál fue el último libro que leíste?

Uno muy bueno para líderes itinerantes que se llama Leading on Empty (Liderando con el tanque vacío), escrito por el pastor Wayne Cordeiro. Me ayudó a identificar unos comportamientos que tendemos a desarrollar los que estamos en ministerio itinerante, como no descansar y llegar a desgastes físicos y mentales. ¡Es un excelente libro! 

El campo de batalla de la mente de Joyce Meyer.

Ahora estoy por terminar Switch On Your Brain (¿Quién me desconectó el cerebro?) de la doctora Caroline Leaf, una neurocientífica cristiana que explica lo que significa renovar nuestra mente desde el punto de vista científico y cómo la ciencia va de la mano con la Palabra de Dios. ¡Otro sumamente excelente!


¿Qué libro recomendarías para un momento difícil?

Hay dos. Uno es El campo de batalla de la mente de Joyce Meyer. Muchos de nuestros problemas, si no todos, emanan de pensamientos contrarios a la voluntad de Dios a los que tendemos a dar cabida. Ese libro me ayuda a batallar inteligentemente cuando paso por momentos de prueba en mi vida. Otro es Truly Free (Verdaderamente libre) de mi pastor, Robert Morris. Es una explicación a fondo de aquellas cosas que provocan que estemos atados por situaciones adversas y cómo liberarnos de ellas. Me ha bendecido mucho.


¿Cuál versión de la Biblia lees?

Actualmente estoy estudiando The Message (El Mensaje, disponible únicamente en inglés), porque es como si te estuvieran narrando la Biblia en una historia, con lenguaje muy sencillo y actual. Ya he leído la Reina Valera del 60 y la Nueva Versión Internacional. Cuando termine The Message, leeré la Nueva Traducción Viviente.


¿Cuál canción te lleva a adorar profundamente?

Realmente, cualquier canción de adoración sincera, apasionada e íntima. Son demasiadas, sería injusta al solo mencionar una.

Foto: Facebook.


¿Cuál fue tu reciente descarga musical?

¡El nuevo disco de Crystal Lewis! He sido seguidora de su música desde hace muchos años y me da mucho gusto que haya lanzado algo nuevo después de tantos años. Está espectacular.


¿A cuál persona famosa te gustaría hablarle de Jesús?

Mi misión es hablarle a todos. Así que a cualquiera que el Señor me dé la dicha de conocer y con quien pueda conversar.


¿Qué es lo más importante para ser un adorador?

Conocer realmente quién es el Dios a quien adoramos y por qué y para qué lo hacemos. También, es muy importante saber que ser un adorador es un estilo de vida, no solo elaborar arte o usar talentos en público. El estilo de vida de un adorador es sencillo: … Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo, Lucas 10:27.

 

  • Síguela: 

(Instagram) @christinedclario

(Twitter) @ChristineDmusic